viernes, 15 de octubre de 2010

Las nuevas regulaciones y su impacto sobre los sistemas de información (Solvencia II y Basilea II/III)

Desde hace ya algún tiempo me habíais solicitado que hiciera algún artículo destinado a analizar las nuevas regulaciones, como podéis imaginar es un tema complicado y más si cabe cuando se analiza desde un punto de vista tecnológico y no meramente regulatorio, pero voy a intentar resumir aquellos puntos que considero más importantes y significativos de estas nuevas regulaciones en aquello que compete a los sistemas de información.
Antes de entrar en el detalle de cada normativa deberemos introducir cual es el propósito y afectación de cada una de ellas.

Solvencia II.
Esta regulación afecta al entorno asegurador y deberá esta aplicada en la legislación española antes del 31 de octubre de 2012, según marca la Directiva comunitaria.
Los principales cambios persiguen la mejora de los sistemas de gestión de las entidades, para ello se implantaran sistemas de Control Interno y de Gestión de Riesgos más eficientes.
El hecho de que esta regulación este causando mucha inquietud entre las aseguradoras se debe a los cambios en la valoración de los activos, de los pasivos y el cálculo del margen de solvencia. Estos cambios pueden aumentar las exigencias de capital (provisión de fondos (inmovilizado) que deben realizar las entidades en base al riesgo que asumen) y esto hace que las compañías deban estudiar modelos que permitan reducir esas exigencias, en la gran mayoría de casos supondrá una inversión en gestión y procesos informáticos que permitan calificar mejor el riesgo, es justo en ese punto donde los sistemas de información pasan a tener importancia.
Al igual que en el caso de Basilia para banca, la normativa se estructura en tres pilares:
  • Pilar I: Medida de activos, pasivos y capital (Exigencia de recursos propios)
  • Pilar II: Procesos de supervisión
  • Pilar III: Disciplina de mercado (requerimientos de transparencia).

Basilea II y III

Supongo que muchos de vosotros ya habréis oído hablar de Basilea II, básicamente es un nuevo marco de regulación bancaria impulsado por la comisión europea con el objetivo de regular la solvencia bancaria y en el que se definían unos ratios mínimos de capital para los bancos. Esta normativa estaba basada en tres pilares que coinciden con los descritos anteriormente para Solvencia II.
¿Qué ha sucedido con Basilea II?, básicamente el problema que ha tenido Basilea II es que nació en mal momento, ya que el calendario de implantación ha coincidido con la crisis y esto ha motivado que muchas entidades aun no hayan implantado completamente Basilea II:  Por otra parte el escenario actual, ha demostrado que los acuerdos establecidos en Basilea II no eran suficientes para hacer frente a la crisis, así que el Comité de Basilea se ha visto en la necesidad de reformular los acuerdos con una nueva propuesta de capital llamada Basilea III.
Desde el punto de vista que analizaremos nosotros podemos resumir que Basilea II es la normativa que define los tres pilares básicos del acuerdo y Basilea III es un ajuste de estos acuerdos destinado a incrementar la solvencia de los bancos con nuevos requerimientos de capital y así conseguir que las entidades sean capaces de absorber situaciones de perdidas como las que se han producido en el entorno actual de crisis.
 Visto ahora, una vez que conocemos todo lo sucedido, lo que busca el Comité de Basilea es aumentar los requisitos de capital para que no se tenga que volver a recurrir a rescates del sistema bancario como ha sucedido en los últimos meses.
El acuerdo de Basilea III ha fijado un calendario de implantación bastante blando, empezando su aplicación en el 2013 y extendiéndose en algunos puntos hasta el 2019.


Una vez que ya conocemos que significa Solvencia II y Basilea II y III, en la segunda parte del artículo nos centraremos en las particularidades de implantación y en que áreas pueden verse afectados los sistemas de información de las entidades aseguradoras y bancarias.
Como los pilares definidos en cada normativa son coincidentes en esta segunda parte hablaremos de la implantación conjunta e iré haciendo las consideraciones o matices que puedan aplicarse en el caso de banca o seguros.

Espero que estos artículos os sean de utilidad.

Se ha producido un error en este gadget.